PULGONES

PULGONES

NOMBRE CIENTÍFICO: Aphis gossipii Glover. y Pentalonia nigronervosa Coquerel. NOMBRE COMÚN: pulgones. DESCRIPCIÓN DEL INSECTO Los pulgones no suelen ser un grave problema para la platanera (Méndez & Calzadilla, 2015), ya que la temperatura baja y la lluvia reducen de forma significativa sus poblaciones. Existen dos especies de pulgones que pueden afectar al cultivo: Pentalonia nigronervosa Coquerel. Los pulgones son de color pardo-púrpura brillante, se agrupan en colonias, generalmente en la parte baja de los peciolos y raquis floral y a menudo son visitado por las hormigas. El adulto tiene 1,4 mm de longitud, sifones y antenas largas; las formas aladas presentan venas alares bordeadas por un halo oscuro. Se caracteriza por poder reproducirse de forma sexual o asexual. Una hembra puede producir hasta ocho generaciones por año, de 50 descendientes cada una. Una generación se puede completar entre 7 y 15 días de acuerdo con las condiciones ambientales. La plaga se disemina por vuelo de los adultos. Aphis gossypii Glover. Es el principal pulgón verde que se encuentra en la platanera. Su color es verde pálido, presentando unas patas y sifones más oscuros. Se reproducen asexualmente por partenogénesis o sexualmente ovíparos. Viven en el envés de las hojas de los hijos jóvenes y en el raquis floral. Suelen formar colonias y segregan melaza. Son transmisores de virosis como el virus CMV (virus del mosaico del pepino). DAÑOS Los daños directos se deben a la succión de la savia de las plantas. Así, extraen una alta concentración de sustancias nitrogenadas y de carbohidratos, los que después de cubrir las necesidades del insecto son excretados en forma prácticamente continua, originando la producción de melaza que sirve de sustrato para el desarrollo de la fumagina negruzca que deprecia la fruta. Además, atrae a las hormigas que transportan a las ninfas y son en gran medida las responsables del establecimiento de nuevas colonias. Como daño indirecto está la transmisión de virosis. En Tenerife sólo está presente el CMV y no el “bunchy top”. La incidencia de virosis es muy baja y se suele dar en plantaciones nuevas con plantas procedentes de cultivo in vitro. MÉTODOS DE LUCHA PLAGAS Existen distintos métodos de lucha para controlar esta plaga. Sin embargo, es muy importante el control de las hormigas, ya que de esta forma se controlará el establecimiento de nuevas colonias y los enemigos naturales pueden tener un mejor acceso a éstos. Control biológico. Existen enemigos naturales de los pulgones, recogemos la siguiente selección (Nogueroles, López-Cepero, & Rodríguez, 2014): Aphidius colemani es un himenóptero endo¬parásito, de la familia Aphidiidae, que desarrolla su ciclo larvario en el interior del cuerpo de su huésped, del cual se desarrolla un sólo parasi¬toide. El desarrollo de Aphidius colemani depen¬derá fundamentalmente de la temperatura, siendo de unos 13 días a 21ºC y de 11 días a 27ºC, algo más lento que la duración del ciclo del pulgón. Esto se compensa con una alta frecuencia de oviposición y fecundidad total, ya que una hembra puede poner unos 300 huevos. Las temperaturas óptimas para A.colemani están comprendidas entre los 16 y los 22ºC, aunque mantiene un control efectivo con tempe¬raturas comprendidas entre los 20-30ºC. Por encima de los 28-30ºC su actividad comienza a disminuir, mientras que por debajo de los 10ºC su ciclo se prolonga y se produce un descenso de su actividad. El adulto está dotado de una elevadísima capacidad de búsqueda para loca¬lizar sus presas, encuentra pequeños focos de pulgones e incluso pulgones individuales a larga distancia en el cultivo, gracias a determinadas “sustancias de alarma” que secretan las plantas infestadas. A poca distancia A.colemani detecta la melaza secretada por los áfidos, facultad que le permite localizar la situación de las colonias en la planta. La melaza sirve además como alimento al adulto del parásito. A las dos semanas de la introducción de A. colemani se observarán las primeras momias, lo cual indica que el pulgón está siendo para¬sitado. Aproximadamente a las tres semanas puede llegar a un alto nivel de control. Se debe controlar la presencia de hormigas. Para mejorar la eficacia de A. colemani se puede emplear el sistema de “plantas reservorio”. En algunas ocasiones tener cebada o plantar millo en los bordes que mantienen una población de áfidos especificos que no se pueden reproducir sobre la platanera. El pulgón de la cebada, sin embargo es un excelente huesped para A. colemani. Con este sistema se puede criar una población de parásitos de pulgón antes de aparecer la plaga. El nivel de infestación del pulgón permanece bajo debido a la continua presencia de grandes cantidades de avispas parásitas. Aphidoletes aphidimyza es una pequeña mosca cuyas larvas se alimentan de más de setenta especies de áfidos. Las hembras depo¬sitan entre 150 y 200 huevos de color anaran¬jado claro de forma individual o en pequeños grupos en medio de las colonias de áfidos que eclosionan a los 2 o 3 días. Tres a siete días después de alimentarse de los áfidos, la larva se deja caer al suelo donde pasa la fase de pupa. La larva de color naranja brillante, de forma parecida a una pequeña babosa, inyecta una toxina a los áfidos para paralizarlos y sorber el interior a través de un agujero que le hace en el tórax. Las larvas pueden atacar áfidos mucho mayores que ellas y llegan a matar más de los que pueden consumir cuando las poblaciones de plaga son elevadas. Una larva puede llegar a alcanzar unos 3 mm de longitud y matar entre 4 y 65 áfidos al día. Chrysoperla carnea, las especies pertenecientes a la familia Chrysopidae pertenecen al grupo de depreda¬dores generales (o poco específicos). La especie C.carnea es un voraz depredador, especialmente de numerosas especies de áfidos. C.carnea ha sido encontrada en cultivos de invernadero y al aire libre en la mayor parte de las islas. Los huevos son pedunculados, es decir, se encuentran en el extremo de un largo pedicelo, formado por una secreción del abdomen, que solidifica rápidamente en contacto con el aire y que es fijado a las hojas por su parte inferior. La duración del desarrollo, desde huevo hasta adulto, está muy influenciada por la temperatura, siendo generalmente 2-3 semanas a 25ºC. La larva emerge en 3-6 días, desarrollándose sus tres estadíos larvarios entre 10 y 13 días, dando lugar al estado de pupa. Finalmente emerge el adulto desarrollado. En condiciones naturales, C. carnea puede completar 3 generaciones al año. Presenta una gran adaptabilidad a condi¬ciones ambientales adversas y amplias fluctua-ciones térmicas. Su actividad depredadora se mantiene con rango de temperaturas entre 12 y 35ºC. Pasa el invierno en forma de pupa. Poseen una elevada capacidad de dispersión, facilitando la localización de sus presas en cuya proximidad realizan la puesta. Ponen aproximadamente 20 huevos por día, separadamente o en grupo localizados en la parte inferior de la hoja. Los tres estadíos larvarios de C.carnea son activos depredadores. La larva de tercer estadío depreda el 80% del total de presas que ingesta a lo largo de todo su ciclo biológico. La larva clava sus mandíbulas en el cuerpo de la presa y succiona su contenido fluido. En ausencia de áfidos, la crisopa es capaz de sobrevivir alimentándose de ácaros, thrips, cochinilla e incluso pequeños lepidópteros. Lucha química. Revisar los productos comerciales autorizados. Referencias Hernández, E., Carnero, A., Rizza, R., del Pino, M., Velazquez, Y., & Ramos, C. (2009). Identificación de enemigos naturales (entomófagos) de interés en platanera. www.icia.es. Retrieved 7 August 2016, from http://www.icia.es/icia/download/noticias/entonofagos_platanera.pdf Méndez, C. & Calzadilla, C. (2015). Guía de lucha contra las plagas de la platanera..www.agrocabildo.org. Retrieved 7 August 2016, from http://www.agrocabildo.org/publica/Publicaciones/subt_48_gu%C3%ADa.pdf Nogueroles, C., López-Cepero, J., & Rodríguez, M. (2014). CULTIVO ECOLÓGICO DE LA PLATANERA. AGROISLAS. Retrieved 7 August 2016, from https://www.google.es/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=1&cad=rja&uact=8&ved=0ahUKEwjZ0bqz467OAhWEOhQKHWHZAboQFggcMAA&url=http%3A%2F%2Fagroislas.com%2Fk2-categories%2Fdownload%2F59_510d14939dd485e315e87b3b2d8ea0f0&usg=AFQjCNEenFywBPHhYsxowSW0dJxFRq4zSQ&sig2=oq3HHnQR6L3bS93UVbn4KQ&bvm=bv.129391328,d.d24

Cultivos relacionados

Aplicación para Móviles

Ahora también disponible para aplicaciones móviles

GoiaApp para Android
Registro de datos
Hemos puesto el énfasis en facilitar la introducción de datos. Hemos logrado una aplicación que es rápida, ágil y cómoda. De esta forma facilitamos dentro de la rutina diaria mantener los registros actualizados.
Visualización del estado de la finca
La aplicación nos permite conocer la situación de la finca. Qué parcelas están bajo el plazo de seguridad y cuáles están aptas para cosechar. De cada cultivo tendremos la información más relevante.
Disponible para todos los dispositivos móviles
A pesar de que actualmente sólo está disponible una versión compatible para dispositivos Android, el equipo de desarrollo ya está trabajando para poner en funcionamiento la versión para IOS.
Mejora continua
Sabemos la importacia de dar una respuesta rápida a las necesidades de los usuarios. Mantenemos un canal abierto para recibir todas las nuevas propuestas de nuestros usuarios.